¿Qué razas y tipos de hamster existen?

¿Qué razas y tipos de hamster existen?

Según los últimos datos disponibles proporcionados por la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía (ANFAAC), el 40% de los hogares españoles se hace cargo de un animal doméstico, y de esta cifra, 1.158.669 pertenecen a algunos tipos de hamster, cobayas y chinchillas.

El hámster se ha convertido en una de las principales mascotas que habitan nuestros hogares. Estos pequeños roedores ocupan poco espacio y no requieren de un cuidado especialmente laborioso, lo cual beneficia a los más pequeños para responsabilizarse de su mantenimiento.

Pero, ¿qué tipos de hámster se pueden encontrar en esta familia de roedores? Vamos a conocerlos en profundidad.

El hámster común y los tipos de hámster más populares

Se pueden distinguir 5 razas de hámster domésticos en el mundo roedor.

HÁMSTER ROBOROWSKI

El hámster Roborowski o hámster del desierto pertenece a la familia de los cricétidos y es original del continente asiático, de las regiones de Mongolia y el norte de China, por lo que su presencia en los países de Europa se puede considerar escasa.

Es un roedor que apenas pesa 14-20 gramos y cuya longitud se encuentra alrededor de los 5 cm, de modo que, aunque presenta grandes similitudes con el resto de las especies de su familia, Roborovski destaca en el mundo de los roedores miomorfos por ser el más diminuto de todos.

Pese a su minúsculo tamaño, el hámster Roborovski se caracteriza por tener unos grandes ojos negros, en proporción a su cuerpo, y unos extraordinarios bigotes largos de color blanco.  De patas y rabo cortos, estos tipos de hámsters luce un pelaje en tonos tierra del desierto, de donde proviene, desde la cabeza hasta su parte posterior, y tonos blancos en su parte inferior.

La vida de un hámster de este género oscila entre los 3 y 3,5 años de vida, siempre y cuando se sigan los cuidados necesarios para su supervivencia y se alimenten de forma correcta, predominando una dieta basada en avena y semillas, y secundariamente, fruta, pero ¡ojo!, siempre en cantidades minúsculas.

En cuanto a los hámsters bebés, el embarazo de una especie Roborovski da vida a una cuadrilla de entre dos a seis crías, de un tamaño sorprendentemente diminuto.

A continuación, vienen recogidas las principales características de esta variedad de hámster.

Nombre científico

Phodopus Roborovskii

Peso

14 – 20 g

Tamaño

5 cm

Cola

7 mm

Ojos

Grandes en relación al tamaño de su cuerpo; de color negro.

Pelaje

Color arena y blanco

Esperanza de vida

3 – 3,5 años

Carácter

Activos y despiertos, también huidizos si no se les proporciona una jaula especial.

Alimentación

Base de la dieta: semillas y avena sin azúcar y una pequeña ración de fruta.

Esta dieta debe complementarse con pequeñas cantidades de proteína: huevo cocido

HÁMSTER CHINO

El hámster chino es otro de los cinco tipos de hámsters que son comunes como animales domésticos.

Procedente de los desiertos del norte de China y Mongolia, esta raza de hámsters se empezó a domesticar a principales del siglo XX como animal de laboratorio hasta que se evidenció que había otras especies roedoras más fáciles de atender.

La característica más peculiar del hámster chino o también denominado hámster enano es su tamaño, en relación con el resto de especies de su familia. En realidad, el volumen del cuerpo de estos tipos de hámsters se corresponde con la mitad del tamaño de un hámster sirio y es un poco más extenso que la raza roborowski.

A la hora de elegir la jaula, es importante conocer que los hámsters enanos chinos son capaces de vivir solos o acompañados, pero necesitan convivir con otros hámsters desde la edad temprana para evitar posibles peleas. Además, es recomendable que habiten con hámsters chinos del mismo sexo.

En cuanto a su comportamiento, son pequeños roedores fáciles de domesticar y no tardarán en sentirse como en casa y querer juguetear. Solo hay que saber las pautas adecuadas para su cuidado.

La principal fuente de alimentación de estos tipos de hámsters son las semillas, aunque se alimentarán también de plantas e insectos, incluso verduras y frutas en pequeñas cantidades. Evitar a toda costa los críticos.

Nombre científico

Cricetulus Griseus

Peso

35-50 g

Tamaño

5 – 7 cm

Cola

1 cm

Ojos

Grandes y oscuros

Pelaje

Marrón grisáceo y marrón rojizo

Esperanza de vida

2 – 2,5 años

Carácter

Muy sociables y domesticados, no tardan en tomar confianza.

Alimentación

Omnívora: plantas, insectos y semillas

HÁMSTER SIRIO

Conocido tradicionalmente como hámster dorado por la tonalidad de su pelaje, es la especie domesticada más común y también la de mayores dimensiones. Es un animal solitario y tanto en su hábitat natural como en una jaula deben mantenerse solos, sin ningún otro hámster, ya que es muy probable que se lesionen.

De costumbres nocturnas, el hámster sirio tiene su origen en la región de Oriente Medio y se caracterizan popularmente por su tamaño, entre 6 y 7 pulgadas y con un peso superior a los 120 gramos.

Tiene un pelaje muy suave de color dorado viejo en la parte superior y de color crema en la parte del vientre y la garganta. En general, el pelaje del hámster mezcla varias tonalidades jugando con las tonalidades marrones, grises y blancas.

Sus piernas cortas y rechonchas y su pequeña cola de un escaso centímetro hacen de este roedor un simpático animal de compañía.

La dieta de esta raza de hámster es similar a la de las anteriores especies ya que, como animales omnívoros, se nutren de semillas, verduras, fruta y algunas pequeñas raciones de proteína animal. Aunque no hay que olvidar que existen alimentos propios para dietas de hámsters.

La vida de un hámster dorado oscila entre 2 y 3 años pero depende de los cuidados del hámster, de una adecuada alimentación, de la genética, de su salud y de la calidad de la atención.

Nombre científico

Mesocricetus Auratus

Peso

120 – 125g

Tamaño

6 – 7 pulgadas

Cola

1 cm

Ojos

De color rojo o negro

Pelaje

En tonos dorados con manchas blancas

Esperanza de vida

2 – 3 años

Carácter

Son roedores solitarios con un fuerte carácter territorial, pero son dóciles y juguetones.

Alimentación

Principalmente semillas y cereales, complementados con vegetales y proteínas

HÁMSTER RUSO

Al igual que las anteriores razas de hámsters, el hámster ruso pertenece a la familia Cricetidae y procede del territorio de Kazajistán y de Siberia, hecho que justifica que también sea conocido popularmente como hámster siberiano.

Actualmente, los hámsters rusos se crían en cautiverio y, debido a su hábitat natural en climas fríos, soportan bastante bien las bajas temperaturas.

Tienen un tamaño similar al hámster enano chino, entre 7 y 10 cm de longitud, al igual que pasa con el peso, inferior a 50 gramos. Sin embargo, una de las características que comparten prácticamente las cinco especies de esta familia roedora es la forma de su cuerpo, una figura rechoncha de patas diminutas y una cola habitualmente corta y delgada.

A la hora de elegir su jaula una vez ha sido domesticado, se recomienda utilizar peceras de terrario en vez de las tradicionales jaulas de barrotes, ya que estos pequeños roedores siberianos tienden a roer todo.

Si hubiese que destacar una de las características propias del hámster ruso sería la variedad de colores de su pelaje, desde tonalidades grisáceas y azules hasta pelaje de color naranja, aunque los más habituales son de colores grisáceos y blanquecinos. Además, con la llegada de las heladas, cambian su pelaje a tonalidades más claras.

Los cuidados de este hámster son sencillos y rápidos, solo se trata de dedicarle unos pequeños minutos al día a controlar su alimentación y procurar que siempre tengan agua disponible, además de mantener higienizado su hábitat. Con unos buenos hábitos, la vida de un hámster ruso se prolongará hasta los 2 años de vida.

Nombre científico

Phodopus sungorus

Peso

35 – 50g

Tamaño

7 – 10 cm

Cola

Muy corta

Ojos

Grandes y negros

Pelaje

Varía mucho de un hámster a otro, pero la mayor parte de su pelaje es grisáceo con manchas blanquecinas.

Esperanza de vida

1,5 – 2 años

Carácter

Comportamiento dócil y amigable

Alimentación

Semillas, cereales, brotes verdes e insectos, complementados con pequeñas cantidades de zanahoria, manzana o brócoli.

HÁMSTER DE CAMPBELL

Esta variedad de hámster miomorfo de la familia Cricetidae debe su nombre al biólogo Charles William Campbell, el primero en capturar uno de su especie en la región de Tuva. También conocido como hámster enano de Campbell, es otra de las razas más comunes utilizadas como mascota.

El hámster Campbell es reconocido por sus rasgos corporales ya que tiene los pies cubiertos de pelo y unas orejas muy diminutas. Su piel entremezcla tonalidades beige por los costados con la parte blanca del vientre.

Los cuidados que requieren ests tipos de hámsters no difieren de los cuidados de las anteriores especies. Solo hay que mantenerse alerta de que jaula esté bien acondicionada e higienizada para asegurar una buena salud del animal.

Con una dieta principalmente omnívora, estos roedores se alimentan de semillas, granos y vegetales, evitando siempre aquellos alimentos que puedan causar acidez.

Las jaulas con barrotes no son recomendables para esteos tipos de hámsters ya que, debido a su pequeño tamaño, podrían huir con total facilidad. Así, las peceras con terrario serían el hábitat mejor acondicionado para ellos.

Veamos la ficha técnica de este animal.

Nombre científico

Phodopus campbelli

Peso

30 – 50g

Tamaño

6 – 11cm

Cola

Corta, guarda similitud con la del hámster ruso

Ojos

Grandes y negros

Pelaje

De color gris con una raya dorsal más gruesa que el resto de razas

Esperanza de vida

1,5 – 2 años

Carácter

Inquieto, activo, con un comportamiento un tanto agresivo

Alimentación

Granos, semillas y vegetales

Clasificación de tipos de hámster según su pelo

Otra de las formas más comunes de clasificar los tipos de hámsters es atendiendo a su pelaje. En realidad, los tipos hámsters que te presentamos continuación son transformaciones genéticas del hámster común.

Hámster Siamés

Una variedad realmente atípica que presenta un pelaje íntegramente de color blanco y las orejas negras.

El hámster Siamés o hámster Himalaya es prácticamente idéntico al hámster sirio, aunque fácilmente se llega a confundir con el hámster albino y es que el color de su pelo lo delata.

Hámster Oso Negro

Estos tipos de hámsters nacen a partir de una mutación del genoma del hámster sirio y la originalidad de su nombre se debe al grosor y color de su pelaje, similar al de un oso negro.

Es una de las mascotas preferidas por los más pequeños al ser una especie tranquila y cariñosa.

Hámster Arlequín

No es una raza común en el mundo roedor ya que es considerablemente más grande que el resto de hámsters. En cuanto a su pelaje, el color más común del hámster Arlequín es el marrón claro y blanco.

Se puede considerar la mascota perfecta para aquellos que buscan un pequeño roedor tranquilo y perezoso. Jamás lo verás jugueteando con una rueda o llevando un estilo de vida activo.

Hámster Panda

El hámster Panda es una mutación del hámster dorado y se caracteriza por tener un pelaje similar al de un oso panda, una mezcla entre blanco y negro.

Curiosamente no es fácil encontrar estos tipos de hámster en las tiendas de mascotas ya que mantienen un comportamiento poco sociable y solitario.

Hámster Angora

El hámster Angora puede considerarse verdaderamente peculiar al estar cubierto de una maxi capa de pelo sedosa. Un pequeño roedor que se encuentra en peligro de extinción y resulta ser de los más codiciados en todo el mundo en concursos y exposiciones.

Hámster Blanco

El hámster blanco es uno de los más fáciles de reconocer por su aspecto físico, y es que presenta una tonalidad de pelo completamente blanca, mientras que su piel es rosa pálida.

Como curiosidad, estos hámsters carecen de una buena agudeza visual pero tienen el sentido del olfato más desarrollado.

El origen de los hámsters

Los hámsters son naturales de Asia Menor y de el Cáucaso y pertenecen a la subfamilia de los múridos. Su denominación es de origen alemán y hace referencia a la peculiar forma que estos pequeños roedores tienen para alimentarse, almacenando los alimentos en unas diminutas bolsas que tienen dentro de las mejillas, llamadas abazones.

El origen de los hámsters es remoto, pero no fueron reconocidos hasta los inicios del siglo XIX, cuando a George Waterhouse se le atribuye el descubrimiento del primer hámster dorado o sirio. Sin embargo, fue en 1930 cuando el profesor israelí Aharoni, que estaba de expedición en el norte de Siria, halló una camada de 13 hámsters, un hámster hembra y sus 12 cachorrillos, de la raza del hámster dorado. Tras múltiples investigaciones y estudios en la Universidad de Jerusalén, esta especie roedora comenzó a extenderse llegando, en primer lugar, a Inglaterra y después a Estados Unidos.

Cuidados del hámster como mascota

Los cuidados de un hámster son bastantes sencillos y no se requiere de mucho tiempo para atenderlos de la manera que se merecen. Vamos a repasar, paso por paso, una serie de consejos útiles para no descuidar a estas pequeñas mascotas.

1. Hábitat del hámster: su jaula

Como hemos analizado al principio de este artículo, no todas las jaulas son aptas para todos los tipos de hámsters sino que depende profundamente del carácter del animal. Por ello se aconseja adaptar cada especie a su hábitat adecuado y seguir las instrucciones que nuestro especialista nos recomiende.

Además, no se puede olvidar mantener correctamente higienizada la jaula para evitar cualquier infección.

2. Alimentación de los hámsters

Los hámsters son animales omnívoros y deben basar su dieta principalmente en un compuesto de cereales, frutas y verduras, todo ello complementado con dosis de proteína animal.

Existen productos ya preparados con los nutrientes necesarios para una perfecta alimentación, pero lo ideal sería combinar este tipo de alimento con los anteriormente citados, para asegurar la buena salud del animal y evitar los casos de obesidad, muy presentes en esta raza.

3. Revisión periódica

Una mala alimentación, la falta de higiene, temperaturas inadecuadas, estrés u otras múltiples causas pueden provocar que el hámster padezca alguna enfermedad, y de ser así, habría que llevarlo rápidamente a un veterinario especialista.

Una forma de evitar que estos roedores contraigan enfermedades es hacerle un chequeo diario recién despiertos, prestando especial atención su piel y pelaje, a los rasgos de su cabeza y que come y bebe con total normalidad.

Clasificación científica o taxonomía de los hámsters

La clasificación taxonómica hace referencia a la división que la biología hace de los seres vivos, atendiendo a su semejanza y proximidad genética.

Dentro del reino animal, los hámsters están clasificados según la tabla siguiente.

Reino

Animalia

Filo

Chordata

Subfilo

Vertebrata

Orden

Rodentia

Suborden

Myomorpha

Superfamilia

Muroidea

Familia

Cricetidae

Subfamilia

Cricetinae

Género

Allocricetulus, Cansumus, Cricetus, Cricetulis, Mesocricetus, Phodopus y Tscherskia

Cuántos años vive un hámster

Identificar cuanto vive un hamster puede variar dependiendo de su hábitat, del estilo de vida que haya seguido y de la calidad de los cuidados recibidos.

No todas las especies de hámster pueden ser adoptadas como mascotas. Los que sí pueden disfrutar de este privilegio suelen vivir entre 1,5 y 3 años, aunque se han registrado casos de hasta 7 años de vida. Por tanto, determinar cuánto vive un hámster es difícil de llegar a saber.

Comportamiento de hámster

Al traer un hámster bebé a tu hogar, comienza una nueva etapa para ti si eres el que se va a encargar personalmente de sus cuidados. Con el fin de que se adapte lo más rápido posible a su nuevo hábitat y no cause ningún problema, es interesante conocer de antemano cómo se comporta habitualmente un hámster.

Los hámsters son animales nocturnos que duermen durante el día y se ejercitan por la noche. Se caracterizan por tener un comportamiento territorial ya que le gusta marcar su espacio a través de una glándula de olor que poseen en el vientre.

Al contrario que los humanos, cuando un hámster se estira y bosteza quiere comunicar que se siente feliz y a gusto en este ambiente. Si escuchas que un hámster está chirriando, déjale su espacio porque significa que siente miedo o está nervioso, probablemente cuando llega a un nuevo lugar, y si intentas cogerlo o tranquilizarlo es posible que te muerda. Sin embargo, si te muerde de forma habitual no te preocupes porque es uno de los comportamientos más habituales de estos pequeños roedores ya que piensan que hay restos de comida. Lávate bien las manos y con el tiempo, habrán aprendido bien las pautas para ser una mascota ejemplar.

Comprar un hámster

Tener un hámster como mascota supone afrontar una serie de compromisos y responsabilidades diarias, pero también conseguirá ablandar el corazón de muchos por la simpatía y el cariño que un hámster bebé derrocha.

Son mascotas muy fieles que consiguen tener un lazo de unión muy especial con los niños, son muy fáciles de cuidar y, por lo general, son animales tranquilos que se dedicarán a jugar y a hacerte feliz. Además, el mantenimiento de estos pequeños no es nada caro, ni tampoco comprar el hámster.

En realidad, el precio de un hámster depende del lugar al que se acuda para conseguirlo. Se puede elegir una tienda de mascotas o un criador, pero sea cual sea el distribuidor, hay que asegurarse de que el animal esté saludable y bien cuidado.

El precio de un hámster, cuánto cuesta tener un pequeño roedor

Cuidar de un roedor puede suponer una de las mayores alegrías para un niño. Además, es una de las mejores opciones para que empiecen a crear consciencia y responsabilizarse de los cuidados de un hámster. Pero ¿cuánto cuesta un hámster?

A grandes rasgos, el precio de un hámster bebé variará atendiendo a varios factores, como la raza o si la compra se realiza directamente al criador o en una tienda de mascotas.

El precio de un hámster grande, como sería el caso de un sirio, fluctuaría entre los 4€ y los 18€ cada uno, mientras que comprar un hámster roborowski costaría algo más, entre 12€ y 15€, debido a su popularidad en el mercado como animal de compañía. También se debe valorar la opción de comprar una pareja de hámster ya que a menudo se venden en pares, y esto incrementaría el precio final.

Adoptar un hámster

Como hemos mencionado a lo largo de este artículo, los hámsters son una de las mejores ideas si estás planteándote cuidar de una mascota.

Una vez se haya decidido que queremos convivir con estos compañeros de piso, es la hora de valorar la adopción, una alternativa realmente buena para ellos y para la familia que decide adoptar. Además, en la actualidad existen multitud de vías para encontrar centros de adopción y ayudar a estos pequeños roedores, por lo que la falta de tiempo o la dificultad para adoptarlos no debe de ser una excusa.

Fotos de hámster graciosos

Compartimos una serie de fotos de hámsters. Quien conoce bien a estos graciosos roedores sabe que la mayor parte del día lo pasarán jugueteando o comiendo. Los hámsters son mascotas muy simpáticas y glotonas. Si decides cuidar de uno de ellos, disfrutarás de grandes momentos juntos y de alguna que otra sonrisa.

Conclusión

Elegir un hámster como mascota puede ser una de las decisiones más acertadas. Solo tienes que estar seguro de que quieres compartir tu hogar con estos magníficos y simpáticos compañeros y que estás dispuesto a sumergirte en una nueva experiencia de la mano del mundo de los pequeños roedores.

¿Te animas?

¿Qué razas y tipos de hamster existen?
4.4 (88%) 5 votes